martes, 1 de mayo de 2012

Mi nueva adquisición

Hace ya unas tres semanas que la patino y cada día me tiene más contento...
Creature Navarrete Fireball
Medidas: 8.8" x 33"


Pd: Hoy he visitado por primera vez el Skaterock de Málaga... Ni que decir tiene que el half pipe me ha enganchado de inmediato.
Proximamente, fotos!!!

domingo, 3 de julio de 2011

Surferos de Poniente...

Hoy he tenido una revelación.
Pocas veces había visto yo el Mediterraneo funcionar tan bien con Poniente.
Hoy, en la playa de la Herradura (si, en Granada también se surfea) abrían series potentes de metro y pico pasaillo. Una ola vertical con fondo de roca, donde se nota el nivel y tienes que espabilar para no acabar en el rocódromo que se forma en la orilla (donde entre otros objetos, podemos encontrar cachos de armazón de hierro y algún que otro erizo de mar).
Si bien no espabilas tu, te espabilan, literalmente.Y es que, por mucho que me duela reconocelo, el ambiente hoy no era el más pacífico que te puedas encontrar en el agua. Incluso ha volado algún que otro cate por ahí...
En otras palabras, he salido del agua mas estresao de lo que he entrao.
Es natural, en verano, que los picos se peten y los novatos al desconocer un poco el mundillo, si no tienen quién les guie, anden un poco perdidos y se coloquen donde no toca. Pero en el pico hasta los novatos tienen su sitio.
No me considero pro-surfer ni mucho menos, pero tampoco novato, así que antes de entrar en el agua, más o menos, evaluo por donde van los palos y procuro colocarme para no estorbar y dejar a los mas experimentados aprovechar la ola.
Y he aquí mi segunda revelación:
Me he dado cuenta que por mucho que controles, por muy bien que cabalgues la ola y por mucho "cut-backs" que te hagas, eso no te convierte en bueno, ni en el mejor...
Son tus acciones y el respeto que promulgas en el agua los que hablan de ti.
Si respetas en el agua, te respetarán. Si cedes la ola, te la cerderán.
Es sencillo, solo que los cuatro nazis surferos que andan en el pico no conocen el significado de la palabra "respeto" y la verdad es que es una pena...

lunes, 18 de abril de 2011

"The Rocket"

Elegida la mejor tabla de 2010, hoy he tenido el placer (y el honor) de catar este "pepino".



Al margen de que el diseño es la ostia, es muy ligera, con gran remada y bastante versatil (muy parecida a la roundfish que ultimamente me ha robado el corazón).
Me ha permitido una sesión muy divertida y provechosa haciendo honor a su nombre (del inglés, rocket = cohete)

Van tres dias seguidos de Levante dandole caña y he tenido la oportunidad de catar diversas tablas.
Esto me ha hecho reflexionar un poco sobre mis preferencias en el agua que, si antes no estaban del todo claras, ya empiezan a cobrar forma y provocan que mi gusto por las tablas anchas y gruesas que permiten una mayor remada y "flow" sobre la ola.

Parece que este Levante aún no se ha acabado y nos depara por lo menos un baño más este Jueves.

Espero contar buenas experiencias de él en mi próxima entrada.

Alohaa

domingo, 28 de noviembre de 2010

"Hoy, 28-11-2010 me he tirado del coping por primera vez..."
Si ayer me lo hubieran dicho, no me lo habría tragado, pero se ve que todo funciona si mente y cuerpo estan de acuerdo.
El dia comienza con un pequeño "madrugón" dominguero en busca de las olas que la borrasca que nos ha cruzado este fin de semana nos ha dejado.
Despues del maretón que entró este Sabado, algo tenia que quedar de mar de fondo al dia siguiente...
Siempre se me olvida que vivimos en el Mediterraneo. Un mar que funciona un dia no y otro tampoco, pero la esperanza es lo último que se pierde y la paciencia en un surfer Mediterraneo tiene que ser imnata a su personalidad.
Total, despues de encontrarnos con un plato (de mal gusto) y de andar un rato deambulando en que ibamos a invertir nuestro tiempo, propuse tirar para el Skatepark de Alhaurín, donde un colega me dijo que habia una miniramp muy apta para aprender a tirarse desde el coping y donde el mismo habia aprendido hace poco...
En fin, despues de una serie de dudas e indecisiones propias de una decepción (...que hacemos¿?... donde vamos¿?) conseguí convencer a mis dos acompañantes (como siempre, mas tercos que una mula)y para allí que nos lanzamos.
El skatepark de Alhaurín no es demasiado grande, pero tiene todos los ingredientes para aprender a tirarse desde el coping.
Dispone de una pequeña miniramp (microramp mas bien) que no creo que llegue a los 90 cms de alto y tambien de otro dos copings mas altos que ya si que son de un tamaño algo mas respetable, pero de una inclinación bastante amable que le quita peso al asunto.
Despues de andar un rato tonteando con la microramp, decidí armarme de valor ( y de todas las protecciones que pillé a mi alcance) y me dispuse a tirarme por las otras dos verticales que si que eran mas altas, no sin antes pedir consejos a los locales del lugar (que no creo que llegasen a tener mas de 12-13 años).
Apoyas el tail de la tabla en la barra de metal... Respiras hondo... Te lo piensas... Y te frustras por ser una persona que le dá demasiadas vueltas a las cosas... De repente,apoyas el pie y te tiras!!!
Obviamente, la primera vez acabas cayendo, pero como vas blindado, no hay ningún problema. La segunda vez no hay caida y la confianza hace de colchón contra todo pensamiento contraproducente...
Despues de eso evolucionas y se abre un mundo de posibilidades ante ti. Tontear con el coping es una idea que hasta entonces nunca habias tenido, pero ahora que ya lo has superado eso ya es otra historia...

domingo, 21 de noviembre de 2010

LLuvia 1 - Hydrophobo 0

Hoy estaba patinando cuando , de repente, me ha sorprendido la lluvia.
De vuelta a casa me he percatado de que hace mucho tiempo que tengo abandonado el blog y no es por falta de actividad, sino por pereza.
Ya digo, patino todos los fines y poco a poco voy mejorando, tanto con el long como en el vertical surfeando la ola de asfalto.
El surf es lo que mas echo de menos...
Ya van tres semanas sin meterme en remojo porque no coincide un buen swell con el finde y la verdad es que se hace bastante cuesta arriba.
Para mi este deporte es una buena via de escape y una excusa perfecta para hacer deporte en contacto con la naturaleza, aparte de un modo de vida.
Despues de una buena sesión sales como nuevo. Fisicamente cansado, pero psicologicamente renovado por dentro, con animos de más y deseando que tu cerebro recree esas escenas que la retina se ha encargado de grabar durante la susodicha y que irán a parar a la biblioteca que es tu subconsciente dandole puntos positivos a la sensación de cojer olas y alimentando ese mono que siempre nos pide más, haciendo que todos los sacrificios ( madrugones, horas de viaje...) valgan la pena.

"Nunca llueve a gusto de todos..."

Hydro.